El método

Gracias a nuestra formación como profesores de canto y después de 8 años entrenando voces, tenemos claro que cada cantante necesita un entrenamiento individualizado a la hora de conseguir sus objetivos y por eso hemos desarrollado nuestro método de entrenamiento de cantantes, en el que se respeta la unicidad de cada cantante y con el que conseguimos darte el control de tu propia voz.

Esto lo conseguimos trabajando primero en una fase inicial para luego entrar en un ciclo de entrenamiento vocal.

Fase inicial: diagnóstico

Con nuestro método, todo empieza con una sesión esencial de diagnóstico vocal.

En esta sesión nos conoceremos y nos presentarás tu situación vocal, qué has hecho hasta ahora y qué quieres conseguir.

Una vez conocemos tu punto de vista, hacemos un diagnóstico técnico para poder explicarte con criterio las dificultades que te están impidiendo avanzar.

Con unos pocos ejercicios te enseñamos cómo puedes llegar a solucionar esas dificultades y te damos claridad/enfoque para saber cuales serán los próximos pasos a seguir para tu evolución vocal.

A partir de ahí empezaremos de lleno con nuestro ciclo de entrenamiento de dos etapas:

Etapa 1: Entrenamiento

Esta etapa es el grueso de tu entrenamiento.

Nos centraremos en aislar y solucionar cada dificultad vocal que te impide dar un paso más, utilizando sonidos que ya sabes hacer para que puedas experimentar cambios inmediatos en tu voz.

Podrás sentir cómo vas obteniendo el control de tu voz a medida que trabajemos en 3 aspectos clave:

  1. Formas nuevas de utilizar tus músculos vocales: activando los que necesitas y desactivando los que no, para que puedas acceder a otras áreas de tu voz con el mínimo esfuerzo posible y manteniendo tu voz libre de daños.
  2. Reeducación de malos hábitos y refuerzo de los buenos: evitando respuestas neuromusculares automáticas que te impiden cantar mejor y cambiándolas por respuestas que sí queremos, para que aprendas a reconocer cuándo lo estás haciendo bien y cuándo no.
  3. Desarrollo de tu memoria muscular: haciendo que la técnica trabaje en piloto automático, para obtener un sonido natural y hacer que cantar sea muy fácil para ti.

Etapa 2: Consolidar lo aprendido cantando una canción



Con los ejercicios aprendes a utilizar tu voz correctamente de forma fácil y controlada.

Una vez superado ese primer paso, tenemos que trasladar esas nuevas habilidades adquiridas a las canciones, donde hay otras variables que pueden hacer que vuelvas a tus viejos hábitos.

Ya con una comprensión profunda de la solución, habiéndola aplicado a tu propia voz y puesto en práctica en una o varias canciones, empezamos un nuevo ciclo desde la etapa 1. Esto ocurre más de una vez en cada sesión. Al empezar un nuevo ciclo atacamos a tu siguiente dificultad vocal para que avances aún más en tu evolución vocal.

>