El cambio de paradigma que necesitas para ser mejor cantante

Los bloqueos vocales son muy frustrantes.

Parece que, hagas lo que hagas, siempre están ahí y nunca vas a poder superarlos.

Y el problema no es que no practiques, porque es posible que te pases varias horas al día.

El problema es que tienes que cambiar tu enfoque.

Llegar a sentir tu voz de otra forma.

Una forma que te permita sortear esos bloqueos vocales, uno tras otro, haciendo que cantar se convierta en algo natural y deje de ser una lucha constante.

En este episodio vas a descubrir

  • El cambio de paradigma que te puede llevar mucho más lejos que cualquier otra cosa
  • La lógica que necesitas seguir para convertir tu voz en otra cosa, con algunos ejemplos para que puedas empezar fácilmente
  • Cómo puedes aplicar los beneficios de este cambio de paradigma a tu voz
  • La trampa en la que nunca debes caer

¡Si este episodio te ayuda a mejorar tu voz, no te olvides de compartir!

Ahora también puedes seguir el podcast El Sensei del Cantante en Apple Podcasts, Google Podcasts, Spotify y SoundCloud, desde tu navegador o smartphone.

Transcripción del episodio

¿Conoces esa frase que corre por Internet que dice: la locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes?

Parece que esta frase se haya hecho para los cantantes, porque cuando algo no nos sale, nos empeñamos en repetirlo una y otra vez de la misma manera, con la esperanza de que en algún momento todo salga mejor.

Pero si lo piensas, es normal.

No podemos ver lo que pasa dentro de nuestras laringes mientras cantamos, por lo que tenemos que guiarnos sólo por lo que sentimos a nivel físico.

Y cambiar eso no es fácil.

De hecho, pocas personas se llegan a plantear que pueden utilizar su voz de una forma diferente a la actual.

Cuesta imaginar que puedas sentir tu voz de otra forma, a nivel muscular.

Pero esto es justo lo que hay que hacer si quieres obtener resultados diferentes.

Y de eso es de lo que quiero hablarte en este episodio, de encontrar nuevos caminos y así poder sortear tus bloqueos actuales y futuros.

¿Cómo puedes encontrar nuevas formas de utilizar tu voz?

Como te decía, llevas toda la vida sintiendo tu voz de una manera concreta.

Puede que sientas que la empujas hacia fuera, hacia dentro, que tienes que hacer fuerza, …

Para ti es algo absolutamente normal.

Pero no sé si te has planteado esto alguna vez: ¿crees que todas las personas sienten lo mismo cuando hablan o cantan?

¡Por supuesto que no!

Por eso ves a cantantes a los que no les cuesta nada cantar notas graves y agudas, suaves y fuertes, y ves a otros que parece que se están dejando la vida.

Insisto en que no estoy hablando de emociones, estoy hablando de las sensaciones físicas producidas al utilizar tu musculatura vocal.

Tenemos que romperte los esquemas, y para eso tenemos que tener un objetivo muy claro en mente: necesitamos encontrar alguna manera de que SIENTAS tu voz de forma diferente.

Y para eso sólo tenemos una herramienta a nuestro alcance, pero una herramienta muy potente: la experimentación.

Sólo puedes encontrar nuevas sensaciones si experimentas con tu voz, si haces cosas que no has hecho nunca.

Porque las sensaciones no se pueden copiar.

Por mucho que te las expliquen, no sabrás cómo se sienten hasta que lo sientas por ti.

¿Cómo puedes experimentar con tu voz?

Primero necesitas saber cómo puedes cambiar el comportamiento de tu voz.

Sería normal que ahora estés pensando en que tienes que mover tu laringe hacia arriba o hacia abajo, o que tienes que activar este músculo o el de más allá.

Suena lógico, pero ves que no es algo factible cuando lo llevas a la práctica.

A veces la laringe puede hacer movimientos que confundimos con los movimientos de subir o bajar.

Y tampoco tenemos tanta sensibilidad en los músculos vocales como para saber cuándo estamos activando tal cartílago.

Lo que sí podemos hacer es sentir las consecuencias de todo esto.

Y para conseguirlo, podemos hacerlo buscando sonidos.

Por ejemplo, ¿puedes imitar esta voz? (El ejemplo está en el audio)

¿Y esta otra? (El ejemplo está en el audio)

Si lo has probado te darás cuenta de que no has pensado más que en imitar el sonido, y tu voz ha respondido.

Podrás haberte acercado más o menos, pero tu voz ha cambiado.

Y con ese cambio, ya has hecho tu primera experimentación.

Si te basas en esta lógica para encontrar formas nuevas de utilizar tu voz, puedes encontrar cosas muy interesantes que te van a llevar a superar tu mayor bloqueo actual.

Pero como sé que esto puede ser difícil al principio, te voy a dar una lista de ideas que puedes probar (Los ejemplos están en el audio):

  • Puedes imitar voces de personajes de televisión, de videojuegos, de cantantes, … como hemos hecho ahora.
  • Puedes usar falsete en notas más graves de lo que se supone que está bien. Por ejemplo, aquí. Si hablas así puede sonar muy raro, pero también es verdad que puede llegar a ser muy cómodo.
  • Las vocales son un recurso vital para los cantantes, y hay muchas más que las 5 que tenemos en nuestro idioma. Prueba a encontrar vocales nuevas mezclando las que ya tienes. Por ejemplo, puedes mezclar la I con la E, la U con la A dándole más importancia a la U, o dándole más importancia a la A. Lo que se te ocurra.
  • Deja caer más tu mandíbula, o no la dejes caer tanto, abriendo más los labios en sentido vertical, o no tanto.
  • Cambia el grosor de tu voz, haciéndola muy fina o haciéndola muy gruesa.
  • Trata de sacar mucho la lengua.

En fin, hay muchas cosas que puedes probar.

No todas te van a llevar a mejorar tu voz, pero sí vas a aprender algo con cada experimento.

Si no tienes un profesor que pueda ayudarte para saber si vas por buen camino, lo mejor es que te rijas por la regla de oro: tiene que ser fácil.

Piensa que no debes sentir dolor al cantar ni al utilizar tu voz, por lo que si sientes algo de eso, probablemente ese camino no sea el apropiado.

Al menos no en este momento.

¿Has tenido éxito con algún experimento?

Pongamos por caso que has estado haciendo pruebas con tu lengua fuera y ahora sientes menos tensión al cantar.

Eso es genial, y es un claro indicador de que vas por buen camino, pero eso no quiere decir que tengas que cantar así todo el rato.

Lo que hay que hacer ahora es fijarte muy bien en cómo sientes tus músculos y tratar de sentirlo igual poniendo la lengua en una posición más normal.

Cuanto más puedas copiar esa sensación de referencia que has encontrado, mayores beneficios conseguirás del experimento.

Y si después de cada experimento exitoso sientes que aún no puedes cantar libremente, no pares ahí.

No te conformes.

Tienes que seguir experimentando nuevas formas.

Lo bueno es que estás dando pasos en la dirección adecuada.

Por último, quiero hablarte de “la trampa del sonido”

Tienes que recordar en todo momento que con estos experimentos no estás juzgando el sonido de tu voz.

Estás juzgando otras dos cosas:

  • La comodidad que sientes al utilizar tu voz.
  • Si estás consiguiendo tu objetivo, como por ejemplo cantar notas más graves.

No olvides que si consigues estas dos cosas es que has descubierto una nueva forma de utilizar tu voz.

Como te he comentado antes, tendrás que normalizar el sonido de tu voz sin perder la nueva comodidad ni el nuevo objetivo.

Y ahora, ¡métete en el laboratorio y ponte a probar cosas!

Suscríbete a este podcast en Apple Podcasts, Spotify o Google Podcasts.

Si nos escuchas desde Apple Podcasts, déjanos tu opinión.

Y recuerda que nos puedes visitar en vokalo.es

No hagas explotar nada con tus experimentos y que el Sensei te ilumine.

>