Autosuficiencia: una habilidad imprescindible

autosuficiencia vocal

El entrenamiento vocal suele ser un camino confuso, pero no tiene por qué ser así.

Gran parte de esa confusión es porque no estás desarrollando la habilidad de ser autosuficiente a nivel vocal.

Por mucho que cantes y por mucho que practiques, si no tienes una idea clara de lo que está pasando en tu voz en todo momento, es como estar en medio del desierto.

No sabes a dónde ir, porque no sabes si un camino es mejor que el otro.

En estos momentos de confinamiento que estamos pasando en casi todo el mundo a causa del COVID-19, es cuando más puedes echar de menos no haber desarrollado autosuficiencia vocal.

Lo que quiero que te lleves de este episodio

Quiero que veas por qué pienso que ser autosuficiente puede que sea lo que te falta para llegar a cantar mejor.

Voy a explicarte qué es, que no es, cómo te puede convertir en un mejor cantante, cómo puedes desarrollarla y lo bien que te va a venir cuando no estés en plena forma vocal.

Ahora también puedes seguir el podcast El Sensei del Cantante en Apple Podcasts, Google Podcasts, Spotify, SoundCloud y iVoox, desde tu navegador o smartphone.

Transcripción del episodio

Si quieres llegar a controlar tu voz, una de las habilidades más importantes que debes aprender es la de ser autosuficiente, vocalmente hablando.

Si dependes de tu profesor de canto o de la suerte, puede que no estén ahí cuando más los necesites. Es imposible que estén siempre contigo.

Pero tú sí que vas a estar siempre contigo, y por eso necesitas ser tu propia brújula en ciertos momentos.

Actualmente estamos pasando por un confinamiento a nivel mundial a causa del COVID-19 y ser autosuficientes a nivel vocal puede marcar una gran diferencia.

Pero no hace falta que ocurra un confinamiento de esta magnitud para encontrarte en una situación similar.

Estar de gira sin acceso a tu profesor de canto no deja de ser un tipo de confinamiento vocal, en el cual la autosuficiencia puede volver a salvarte la voz.

Para evitar confusiones, quiero definir términos rápidamente antes de adentrarnos en este tema.

No hablo de ser autodidacta

Un autodidacta prescinde de un profesor para aprender y avanzar.

Esto implica que eres capaz de autodiagnosticar tus dificultades vocales, conocer sus soluciones y saber si estás aplicando bien esas soluciones o no.

No te voy a decir que esto sea imposible, pero sí puedo decirte que es improbable que avances con tu voz yendo por libre.

Los conocimientos teóricos no sirven de mucho si no los experimentas en tu propio cuerpo antes.

La teoría por sí sola no te va a hacer cantar mejor, y la prueba de ello es que hay cantantes muy buenos que no tienen ni idea de cómo funciona la voz.

¿A qué me refiero con ser autosuficiente?

Me refiero a tener la habilidad de saber en todo momento si estás haciendo algo mal que normalmente haces bien.

¿Para qué quieres ser autosuficiente?

Son dos las razones por las que te animo a que busques un mayor control de tu voz y llegues a ser autosuficiente.

1. Para poder avanzar

Por norma general, vas a ver a tu profesor de canto una o dos veces por semana, durante 60 minutos.

Una semana tiene 10.080 minutos. Eso nos deja que vas a estar 10.020 minutos a la semana SIN tu profesor.

Está claro que la mayor parte del tiempo la vas a pasar sin él o ella, pero también está claro que tienes que practicar si quieres mejorar como cantante.

Durante esas prácticas en solitario, es importante que hagas los ejercicios correctamente para reeducar a tu sistema nervioso de la manera correcta.

Esa es la forma de eliminar malos hábitos e instalar buenos.

En este momento, la duda que surge a muchos estudiantes de canto es: ¿cómo sé si lo estoy haciendo bien o mal?

La respuesta es: siendo autosuficiente.

2. Para poder controlar tu voz en situaciones críticas

Si estás practicando en solitario y sientes que no lo haces bien, siempre puedes parar, descansar o, si tienes la oportunidad, consultar con tu profesor (bendito WhatsApp).

Pero si estás cantando en directo y sientes que algo va mal, no puedes pedirle ayuda a nadie.

En este momento es cuando la habilidad de ser autosuficiente es crucial, porque o sabes cómo corregir el rumbo, o la cosa sólo va a ir a peor.

¿Sabes esa sensación de estar cantando una canción, sentir que llega esa parte difícil y ya sientes que no te va a salir?

Aunque no es la única, una causa muy común es que la voz no está funcionando de forma eficiente desde ANTES de esa parte difícil, lo cuál te complica las cosas poco a poco.

¿Qué necesitas para ser autosuficiente?

Por un lado es importante saber identificar cuándo lo haces bien y cuándo mal.

¿Conoces esa sensación de estar cantando, pensar que lo estás haciendo todo bien, y luego sentir molestias al rato de haber cantado o incluso tener la voz ronca al día siguiente?

Cuando cometes errores mientras estás cantando, éstos no son tan obvios.

Para saber identificar cuándo lo haces bien y cuándo mal, primero tienes que saber hacerlo bien y hacerlo mal.

Si sólo sabes cantar bien, no sabrás cómo se siente cantar mal, por lo que cuando te ocurra, no sabrás reconocerlo y eso puede llevarte a un deterioro de la voz.

¿Cuántos cantantes hay que cantaban bien y con los años han perdido la habilidad?

Si sólo sabes cantar mal, no sabrás qué se supone que tienes que sentir tú cuando cantes bien, por lo que cuando cantes bien, no tendrás la seguridad de si lo estás haciendo bien o no.

Cuando conoces las sensaciones físicas que sientes en ambos casos, puedes ponerles nombre y reconocer esas sensaciones en el futuro.

Por otro lado tienes que llegar a identificarlo en tiempo real.

Es más fácil identificar tus errores y tus aciertos escuchando una grabación tuya cantando, y es la herramienta necesaria para llegar a identificar esos errores y aciertos mientras estás cantando.

Además, a veces no tienes la opción de grabarte y escucharte y puede llegar a ser muy engorroso el proceso de grabar, parar, escuchar y volver a empezar.

Por eso es importante que prestes mucha atención a tus sensaciones físicas y a tu oído interno, es decir, cómo oyes tu voz desde dentro, y que asocies todas esas sensaciones a cuándo lo haces bien y a cuándo lo haces mal.

¿Cómo consigues ser autosuficiente?

Con un profesor que:

  1. Sepa reconocer cuándo lo haces bien y cuándo lo haces mal.
  2. Te haga reconocer cuándo lo haces bien y cuándo lo haces mal y que te haga asociar las sensaciones físicas y cómo oyes tu voz desde dentro.
  3. Que te enseñe a hacerlo bien y, puntualmente, a hacerlo mal.

Pero la responsabilidad también es tuya. Si hay algo que no entiendes, pregunta.

Debes entender exactamente lo que estás haciendo bien y mal, porque luego lo vas a tener que volver a hacer por tu cuenta miles de veces.

Al principio de este episodio recalqué que no estoy hablando de ser autodidacta.

Si eres autodidacta, no tienes la experiencia del profesor para indicarte todo esto, por lo que la única opción que te queda es el ensayo de prueba y error.

Teóricamente debería funcionar y deberías ser capaz de mejorar sin ayuda, pero el problema es que si lo haces mal durante el suficiente tiempo, instalarás malos hábitos vocales que luego son más difíciles de eliminar.

Y también puedes llegar a hacerte daño en la voz, haciendo imposible cualquier progreso.

Pero aún puedes dar un paso más

Por último quiero recordarte que la voz es un instrumento orgánico, y que las percepciones físicas que tenemos al utilizarla pueden cambiar por varios factores, como por ejemplo la edad, el estado de salud, el estado emocional, el periodo en las mujeres, etc.

Una parte de ser autosuficiente es saber reconocer todo lo que hemos hablado en este episodio cuando tu voz no está en plena forma.

Si, por ejemplo, un día tienes un constipado leve y tienes cita con tu profesor de canto, no la canceles, coméntaselo antes.

Es una oportunidad muy buena de ver cómo reacciona tu voz y aprender las sensaciones al hacerlo bien y mal en en esos momentos.

Es muy importante.

Imagínate que un día te sientes un poco mal y tienes que cantar sí o sí.

Si algo no te sale, la respuesta natural del cuerpo es forzar la máquina para que salga bien.

Eso empeora las cosas incluso estando sano, así que imagínate estando en baja forma.

Debes conocer tu voz y sus reacciones en todas las situaciones.

Y hablando de la salud, espero que tú y tu familia os encontréis bien y que paséis lo mejor posible todo este caos del COVID-19.

  • Salvador Solorzano Sancho dice:

    Hola Carlos, te sigo desde, quizá haga ya dos años. Tengo 81 años y aun sigo dando algunos recitales. Siempre en auditorios pequeños, me gusta la proximidad, con temas míos y otros conocidos de Chavela, Alberto Cortez, Serrat, Aute, etc. Llevo muchos años cantando, sin haber sido nunca mi profesión. He aprendido cosas interesantes con tus clases y las llevo a la practica. Nunca he tenido un profesor de canto, si he tenido una grabadora e interés en hacer las cosas bien. Así que te agradezco tus comentarios que seguiré atendiendo.

  • >